¿Qué es la cuenca y enfoque de cuenca?

Cuenca Antigua | © Santiago Gibert
Vista desde el Cofre de Perote | © Santiago Gibert

Una cuenca es un territorio bordeado por montañas donde el agua escurre y forma manantiales, arroyos y ríos que alimentan un río principal.

La cuenca queda delimitada por líneas divisorias de aguas, los parteaguas, los cuales enmarcan a la corriente principal de agua que puede desembocar en el mar, un lago, evaporarse o filtrarse en el suelo.

La cuenca constituye la unidad territorial básica para la planeación y el manejo de los recursos naturales, su análisis requiere considerar interacciones sistémicas entre el medio biofísico, los modos de apropiación del territorio y las instituciones existentes, así como la sociedad y sus actividades.

El enfoque de cuenca busca la concurrencia y colaboración institucional, junto con el involucramiento de todos los actores que ocupan y utilizan sus recursos territoriales. Esto permite superar una visión fragmentada o particular de intervención en el territorio para dar solución a una problemática común.