Introducción

La cuenca del río Baluarte se encuentra en un estado de conservación de ecosistemas aceptable gracias a que el 89% de su territorio presenta cobertura de vegetación natural, la densidad de población en general es muy baja (10 hab/km2) y aún conserva 18 subcuencas deshabitadas. A pesar de estas condiciones, es importante señalar que la mayor parte de la cuenca presenta suelos someros asociados a bosques y selvas bajas caducifolias, por lo que la erosión potencial del suelo es bastante alta. El agua superficial de la cuenca del río Baluarte, si bien desemboca directamente al mar, es una fuente de sedimentos y nutrientes para el norte del sistema lagunar Teacapan Agua Brava-Marismas Nacionales. La principal demanda del agua superficial de la cuenca es para uso agrícola, con un volumen de concesión de agua anual de 26,482,740 m³/año, lo que representa el 88.3% del volumen total concesionado a la cuenca.

La principal actividad económica es la agricultura y la ganadería, los principales cultivos son el sorgo forrajero, pastos, coco, chile, tomate, maíz y mango. La ganadería es una de las actividades económicas de mayor impacto social y ambiental en la cuenca, esta actividad por si sola es la responsable de la mayor parte de la degradación de los suelos de la cuenca. La amenaza principal para el deterioro de los servicios ambientales de la cuenca es la sinergia de los impactos por actividades mineras, las prácticas inadecuadas de las actividades productivas que han derivado en la erosión y azolve de la desembocaura del río Baluarte, así como el futuro aumento de la demanda de agua para el uso de los servicios turísticos con la perforación de pozos para el Centro Integralmente Planeado (CIP) “Playa Espíritu”. Además de otras amenazas para el medio ambiente como el deterioro del tejido social por actividades ilegales.

El desarrollo de los PAMIC en esta cuenca se realizó en el marco del proyecto Conservación de Cuencas Costeras en el Contexto del Cambio Climático (C6). El proyecto realizó alianzas estratégicas con organizaciones de la sociedad civil y con actores de gobierno para el manejo integral de la cuenca. En el siguiente infográfico encontrarás qué instituciones colaboraron, qué actividades realizaron y en qué zona de la cuenca trabajaron:

 

Pronatura Noroeste, A. C.

Subproyecto

Actividades realizadas

  • Se reforestaron 50 hectáreas de bosques y 15 hectáreas de selvas secas.
  • Se identificaron y analizaron los servicios ecosistémicos en la cuenca alta, mediante metodologías participativas implementadas con los usuarios de la cuenca. Los resultados del proyecto impactaron de manera directa en la implementación de herramientas de política ambiental en el municipio Pueblo Nuevo.
  • Las actividades permitieron nutrir las relaciones de Pronatura con el gobierno estatal y los ejidatarios, obteniendo una excelente respuesta y propuestas de colaboración en proyectos a futuro.
  • Las actividades de difusión permitieron llegar al público clave, como consejo de cuenca del río Baluarte-San Pedro.

b

 

Conselva, Costas y Comunidades, A. C.

Subproyecto

Actividades realizadas

  • Construcción de dos estrategias de manejo y restauración coordinada con autoridades y comunidades proveedoras de servicios ambientales en el sur de Sinaloa.
  • Tres módulos demostrativos de buenas prácticas de manejo ganadero, los módulos funcionan como “escuelas vivas” para la transferencia de tecnologías sustentables de productor a productor; en cada módulo se está obteniendo información de indicadores de impacto social, económico y ambiental.
  • Campaña de promoción de la cultura del agua en escuelas primarias representativas. Actividades para fomentar la participación de usuarios clave en acciones de ecoturismo comunitario en Monte Mojino.

b

APFF Meseta de Cacaxtla, CONANP

POA RPC Monte Mojino

Actividades realizadas

  • Conservación, manejo y monitoreo de ecosistemas.
  • Se consolidó la conformación de comités participativos de vigilancia comunitaria, el programa de inspección y vigilancia en zonas estratégicas de las RPC se reactivó.
  • Se inauguró un módulo demostrativo de ganadería sustentable y resiliente en el ejido de Palos Blancos, Rosario, y se coordinaron acciones de ecoturismo con actores clave en Monte Mojino.

b